Nuestro lugar en el Universo

El cielo profundo es, de entre todas las impresiones visuales, la que más se asemeja a un sentimiento. (Samuel Taylor Coleridge) ¿Qué sentirían nuestros antepasados al mirar al cielo? Entre fascinación, miedo, curiosidad.. ¿Cómo pensó la humanidad que era el universo? ¿Una caja sustentada por elefantes encima de una tortuga? Ojeemos la visión de las culturas antiguas, en plan resumen para alumnos primerizos: 





La historia de la astronomía es la de la curiosidad del ser humano y su capacidad para observar, pensar, comprobar, deducir… Negar, equivocarse, repensar:

 La teoría del big-bang parece poder explicar cómo empezó todo (aunque Einstein se resistía a pensar en un universo dinámico, con un principio). En diciembre de 2010, el eminente físico Roger Penrose sugiere que hubo un antes dle big-bang… ¿No es emocionante saber que somos polvo de las estrellas, que el 10% del hidrógeno de nuestro cuerpo se formó en los primeros instantes del big-bang? ¿Sabemos de qué está hecho el universo, qué es eso de la materia y la energía oscuras?

 En octubre de 2009 llegan noticias del objeto más lejano (y más antiguo) detectado hasta ahora en el universo, a ¡trecemil millones de años luz! Cuando se dice que no somos nada, por algo es. Desde el big-bang al origen de la vida, el sabio Carl Sagan nos ayuda a imaginar de dónde venimos:




 La “nieve” que se ve en la pantala de la televisión analógica cuando no se sintoniza ningún canal es, en un pequeño porcentaje, la radiación que aún percibimos de la explosión inicial del big-bang, el “eco” del momento. En esos primeros instantes, la luz del universo era naranja. La radiación cósmica de fondo del universo  fue identificada por Robert Wilson y Arno Penzias.. ¡en 1964! ¡Cuánto nos queda por saber! Y qué bien contaba lo que sabemos hasta aquí el estupendísimo Carl Sagan en “Cosmos”:






Vamos sabiendo cómo llegamos hasta aquí pero, ¿qué será del universo? ¿Habrá Big-Crunch, Big-Rip? ¿Se mantendrá estable a partir de algún momento? Parece que el modo en que finalizará el universo depende de la cantidad de materia y de la gravedad:


La equivalencia entre la masa y la energía, propuesta por el genial Einstein, resulta algo difícil de comprender. Eso sí, la fórmula es la más famosa del mundo: 

¿Cuán grande es el universo? Sus dimensiones son inimaginables. A ver si nos hacemos una idea:

El origen del universo… No estábamos allí para verlo, aunque aún podemos detectar los rastros de aquella gran explosión (y procurar entender qué pasó, para lo que en mayo de 2009 dos nuevos telescopios han sido puestos en órbita). Siempre dicen que una imagen vale más que mil palabras, así que un video ni se sabe. ¿Habrá vida extraterrestre? ¿Cómo se busca?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada